Entrevista al profesor Bichara Khader

Todo lo que pasa en Palestina se oculta


Françoise Germain-Robin

Traducido por Caty R.


El profesor de la universidad de Lovaina, Bichara Khader recuerda que en el nudo del conflicto de Oriente Próximo sigue el problema palestino y se pronuncia por una vuelta a las negociaciones.

Durante toda la guerra israelí contra Líbano, no hemos hablado prácticamente en los medios de comunicación de la guerra que sigue contra la población palestina de la Franja de Gaza que comenzó en junio, no ha cesado en ningún momento y ha causado más de 200 muertos  palestinos. ¿Cómo explica este silencio y el hecho de que la Unión Europea y la ONU parezcan desinteresadas de la cuestión?

Bichara Khader. Uno de mis últimos artículos, publicado en la prensa española, se titula  "Destruir Líbano para conservar Palestina" [1]. Ese título resume mi análisis de lo que acaba de pasar. Los ojos de la comunidad internacional han estado clavados en Líbano desde mediados de julio. La mayoría apuesta por que, durante las próximas semanas, estará preocupada sobre todo por el despliegue de la fuerza internacional y la definición de su mandato. El resultado es que todo lo que pasa en Palestina se oculta: los doscientos muertos que usted señala y además las cuantiosas destrucciones, los diarios asesinatos premeditados, los millares de heridos y desahuciados.

Mi tesis es que cualquier conflicto reciente eclipsa los anteriores y que Israel siempre jugó esta baza. Así, el conflicto de 1967 hizo olvidar la guerra de 1948 y desplazó el interés. La ocupación de Cisjordania y la Franja de Gaza se convirtió en el foco de atención de todo el mundo, lo que hizo olvidar la situación anterior. Todas las discusiones se refirieron sólo al 22% de la Palestina histórica, olvidando que al principio era el 56% el que estaba destinado al Estado Palestino. El hecho de que no se hablase más que del 22% se convirtió en la norma y ya no se iba a volver atrás.

Resumiendo, ¿es una eterna huida hacia delante desde entonces?

Bichara Khader. Se ha convertido en una constante de la política israelí. La retirada unilateral de la Franja de Gaza eclipsó la cuestión del muro, el muro que separa Palestina de Palestina y cuya construcción continúa, a pesar de que la Corte Internacional lo ha declarado ilegal y ha pedido su desmantelamiento. Y Líbano ha hecho olvidar la Franja de Gaza. En realidad, Israel jamás dejó la Franja de Gaza. Los colonos se fueron, pero la Franja de Gaza es un enclave cerrado con doble llave y todas sus fronteras -terrestres, aéreas y marítimas- están cerradas a cal y canto por Israel que puede continuar allí actuando a su antojo. Sin embargo, lo que ha pasado en Líbano ha demostrado una cosa: el fracaso de cualquier proyecto unilateral. Igual que la retirada unilateral de Líbano en 2000, la retirada unilateral de la Franja de Gaza en 2005 no resolvió nada.

¿Cómo explica la actitud de la Unión Europea que parece haber abandonado la búsqueda de una solución negociada?

Bichara Khader. Pienso que es porque Israel ha conseguido convencerla de que su combate forma parte de la guerra contra el terrorismo de la administración Bush. Occidente tiende a tragarse esta tesis que hace de Israel su abanderado en la guerra contra el terrorismo. Así hemos llegado a no distinguir entre Hamás, Hezbolá y Al Qaeda. Y hoy no son lo mismo. Pero actuar como si lo fueran hace correr el riesgo de que ciertas facciones palestinas, hartas de no poder realizar sus objetivos de liberación nacional, se dejen tentar por Al Qaeda. Es necesario que los europeos vuelvan a lo que es el problema central de toda esta región, es decir, el problema palestino y se apliquen urgentemente a su solución. Por el momento comprobamos que hay una conciencia muy nítida, en los dirigentes europeos, de la importancia fundamental de este problema -incluso en el gobierno de Tony Blair que trata de lavar su reputación haciéndolo su caballo de batalla-. Pero todo queda en el terreno de los discursos y los deseos piadosos. Como si no hubiese solución posible, cuando en realidad la receta es muy simple.

¿Qué receta?

Bichara Khader. Hay que volver a las negociaciones; si es necesario, en el marco de una conferencia internacional bajo los auspicios del "cuarteto" [2]. Es responsabilidad de la comunidad internacional empujar a Israel, pero también es responsabilidad de los palestinos mostrarse como interlocutores. Para eso deben ponerse de acuerdo y presentar un frente unido, lo que facilitará la tarea de la comunidad internacional. Creo que ha llegado la hora de la verdad. También para Israel que no puede seguir contemporizando.

NOTAS:

[1]
http://www.agendadeprensa.com/julio28/van_6BK.htm

[2]
http://www.voanews.com/spanish/archive/2004-05/a-2004-05-05-9-1.cfm



   Texto original (L'Humanité)

Bichara Khader es Director del Centro de Estudios e Investigaciones sobre el Mundo Árabe Contemporáneo en la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica). Su hermano Naim, representante de la OLP en Bruselas, fue asesinado por el Mossad en el marco de la operación "Venganza de Dios" emprendida por el gobierno israelí después de la operación de Munich donde combatientes de Septiembre Negro secuestraron a 11 deportistas israelíes para negociar la liberación de presos palestinos. La policía alemana masacró al comando palestino en el aeropuerto de Fuürrsetnfeldbrück y en la refriega murieron los rehenes, tres palestinos y un policía alemán. 

Caty R. es miembro de los colectivos de Rebelión y Tlaxcala, la red de traductores por la diversidad lingüística. Esta traducción se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y mencionar al autor, la traductora y la fuente.