HOME TLAXCALA
la red de traductores por la diversidad lingüística
MANIFIESTO DE TLAXCALA  NOSOTR@S  LOS AMIGOS DE TLAXCALA  BUSCADOR 

AL SUR DE LA FRONTERA (América Latina y Caribe)
IMPERIO (Asuntos globales)
TIERRA DE CANAÁN (Palestina, Israel)
UMMA (Mundo árabe, Islam)
EN EL VIENTRE DE LA BALLENA (Activismo en las metrópolis imperialistas)
PAZ Y GUERRA (EEUU, UE, OTAN)
MADRE ÁFRICA (Continente africano, Océano Índico)

ZONA DE TIFONES (Asia, Pacífico)
KON K DE KALVELLIDO (Diario de un kurrante)
LIMPIAMENINGES (Cultura, comunicación)
LOS INCLASIFICABLES 
LAS CRÓNICAS TLAXCALTECAS 
LAS FICHAS DE TLAXCALA (Glosarios, léxicos, mapas)
BIBLIOTECA DE AUTORES 
GALERÍA 
LOS ARCHIVOS DE TLAXCALA 

14/12/2017
Español Français English Deutsch Português Italiano Català
عربي Svenska فارسی Ελληνικά русски TAMAZIGHT OTHER LANGUAGES
 

La injusta «ley de retorno» de Israel


AUTOR:   THE GUARDIAN

Traducido por  Carlos Sanchís. Revisado por Caty R.


Mientras a los judíos británicos se les ofrecen propiedades en Cisjordania, a los refugiados palestinos se les sigue negando el derecho al retorno.

                             

Una familia de judíos ultraordoxos que hacen la aliyah (emigración) llega al aeropuerto de Ben Gurion en el  2003. Fotografía Yoav Lemmer/AFP

La campaña anual para animar a los judíos británicos a emigrar a Israel culminó la semana pasada en la Feria de la Propiedad de Israel, en una sinagoga al norte de Londres. «Haga sus sueño realidad con su propio hogar o inversión en Israel», apremiaba. Aunque la mayoría de las propiedades en venta están en el propio Israel, algunas están en los Territorios Palestinos Ocupados. La Agencia Judía también puso anuncios en Jewish News y en Jewish Chronicle, el mes pasado, que incluían un vistoso panfleto con programas para «facilitar y agilizar el proceso de emigración». Vuelos gratuitos y ciudadanía en 14 horas se ofrecían junto con generosos beneficios financieros y sociales, así como exención de impuestos.

El «programa de aliyah comunitaria» mostrado en el panfleto llama a los judíos del Reino Unido a «empezar una nueva vida en una vibrante ciudad israelí» pero de éstas solo tres –Haifa, Modiin y Yad Binyamin– están dentro de Israel propiamente. Las otras cinco son Jerusalén (evidentemente incluyendo la parte oriental anexionada ilegalmente); Ariel, «localizada en el centro de Israel» (sic); Maaleh Adumim; Efrat (la capital de Gush Etzion); y el bloque de Gush Etzion como un todo, que se extiende al sur de Jerusalén en el corazón de Cisjordania. En YouTube, un vídeo de la Agencia Judía muestra a una familia británica dejando su casa en los suburbios, cargando su coche y programando su navegador GPS a «casa» y más tarde la ruidosa bienvenida a Israel.

Esta campaña para incrementar la emigración judía se ha acelerado en los últimos años. Una organización, Nefesh B'Nefesh (Alma por Alma), dice que su misión central «es revitalizar la aliyah [emigración a Israel] e incrementar sustancialmente el número de futuros olim eliminando los obstáculos financieros, profesionales y logísticos que impiden a muchos individuos hacer realidad sus sueños». Añade: «Pretendemos educar e inspirar a los judíos de la diáspora en la centralidad del Estado judío para el pueblo judío y su idoneidad como hogar judío».

La Agencia Judía es la madre de la Organización Sionista Mundial. Promueve y dirige la aliyah a Israel, compra tierra en Israel y Cisjordania a través del Fondo Nacional Judío y juega un papel clave en el establecimiento y financiación de las colonias allí. El panfleto muestra las crecientes cifras de la aliyah desde el Reino Unido (853 en 2009, un incremento del 37% respecto a 2008). En efecto, se está animando a ciudadanos del Reino Unido para que vayan a vivir a Israel y también a las ilegalmente ocupadas Jerusalén Oriental y Cisjordania, cuyas colonias se han establecido y ampliado violando directamente el derecho internacional.

Aunque Israel es más entusiasta en dar la bienvenida a judíos anglosajones de Estados Unidos y del Reino Unido, los judíos de «tribus perdidas» como los Bnei Menashe (Niños de Menasseh) en la India también han sido incluidos por la vía rápida para subvertir la congelación de colonias. Incluso se  traen indios peruanos (a condición de que inmediatamente se conviertan al judaísmo) y se les envía a las colonias de Cisjordania. La población judía de todo el mundo tiene un derecho automático a la ciudadanía israelí según la «ley de retorno» de Israel, aunque muchos en EE.UU., el Reino Unido y Australia ahora rechazan este derecho.

En la actualidad hay más de siete millones de refugiados palestinos por todo el mundo. Israel les niega el derecho de retorno a sus hogares y tierras; un derecho reconocido por la Resolución 194 de la ONU, la Convención de Ginebra y la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Además, «un ocupante no puede deportar por la fuerza a personas protegidas... o transferir partes de su población civil a territorio ocupado» (artículo 49).

El ministerio de Asuntos Exteriores enfatiza que la «política del Reino Unido sobre colonias en Cisjordania y Jerusalén Oriental es absolutamente clara: La actividad colonizadora israelí no sólo es ilegal bajo el derecho internacional, sino que también lo es en violación de las obligaciones de Israel bajo la Hoja de Ruta para la Paz y perjudicial para el proceso de paz. El Primer Ministro citó este asunto recientemente en una carta al Primer Ministro  Netanyahu el 5 de enero».

El gobierno israelí continua ampliando las colonias y animando la inmigración para consolidar su retención de los territorios ocupados. Las nuevas ciudades sólo para judíos que está construyendo el Fondo Nacional Judío en Israel, en el Negev y en Galilea, también continúan la desposesión de los palestinos, desplazando a los beduinos de los «pueblos no reconocidos». Mientras continuamente se despoja a los palestinos, se les aprisiona en enclaves y se les niega autorización para construir alojamientos para sus familias en su propia tierra, la población judía de cualquier parte del mundo puede alojarse donde quiera en Israel y en Cisjordania. Los preciados recursos hídricos se utilizan generosamente en las colonias mientras se limita drásticamente su acceso a los palestinos. El uso de súper-autovías que conectan las colonias con ciudades israelíes se niega a los palestinos y las aguas fecales de los asentamientos descargan en pueblos palestinos y áreas agrícolas. La congelación de las colonias es un chiste e Israel hace caso omiso. Es más un frenesí colonizador.

Hasta ahora el gobierno británico, aunque emite protestas al gobierno israelí, no ha tomado medidas adecuadas, junto con el Cuarteto, que puedan detener la construcción en las colonias. Se podría señalar que los ciudadanos británicos que se establecen en Israel podrían ser cómplices de un crimen si se mudan a estas colonias ilegales en Cisjordania al contravenir el protocolo adicional de 1977 y la Ley de la Corte Penal Internacional de  2001, que el Reino Unido ha ratificado. A menos que Gran Bretaña actúe firmemente para acabar con la impunidad de Israel con respecto al derecho internacional y los acuerdos, las esperanzas de establecer una solución justa y duradera para la paz en Oriente Próximo se atrasarán indefinidamente.


Fuente: Israel's unfair 'law of return'

Artículo original publicado el 11 de marzo de 2010

Sobre el autor

Carlos Sanchís y Caty R. forman parte del colectivo Rebelión. Carlos es, además, miembro de Tlaxcala, la red internacional de traductores por la diversidad lingüística. Esta traducción se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y mencionar al autor, al traductor, a la revisora y la fuente.

URL de este artículo en Tlaxcala:
http://www.tlaxcala.es/pp.asp?reference=10159&lg=es


TIERRA DE CANAÁN: 15/03/2010

 
 IMPRIMIR ESTA PÁGINA IMPRIMIR ESTA PÁGINA 

 ENVIAR ESTA PÁGINA ENVIAR ESTA PÁGINA

 
VOLVERVOLVER 

 tlaxcala@tlaxcala.es

HORA DE PARÍS  19:51