HOME TLAXCALA
la red de traductores por la diversidad lingüística
MANIFIESTO DE TLAXCALA  NOSOTR@S  LOS AMIGOS DE TLAXCALA  BUSCADOR 

AL SUR DE LA FRONTERA (América Latina y Caribe)
IMPERIO (Asuntos globales)
TIERRA DE CANAÁN (Palestina, Israel)
UMMA (Mundo árabe, Islam)
EN EL VIENTRE DE LA BALLENA (Activismo en las metrópolis imperialistas)
PAZ Y GUERRA (EEUU, UE, OTAN)
MADRE ÁFRICA (Continente africano, Océano Índico)

ZONA DE TIFONES (Asia, Pacífico)
KON K DE KALVELLIDO (Diario de un kurrante)
LIMPIAMENINGES (Cultura, comunicación)
LOS INCLASIFICABLES 
LAS CRÓNICAS TLAXCALTECAS 
LAS FICHAS DE TLAXCALA (Glosarios, léxicos, mapas)
BIBLIOTECA DE AUTORES 
GALERÍA 
LOS ARCHIVOS DE TLAXCALA 

15/12/2017
Español Français English Deutsch Português Italiano Català
عربي Svenska فارسی Ελληνικά русски TAMAZIGHT OTHER LANGUAGES
 

La lucha de los campesinos pobres de la provincia marroquí de Taroudant por la tierra, el agua y la luz


AUTOR:  Amal Lahoucine, noviembre de 2006

Traducido por  Rocío Anguiano


Foto de portada: una Argania spinosa o argán. Este árbol cubre cientos de miles de hectáreas en Marruecos, y sin embargo está desapareciendo debido a los cultivos de hortalizas y cítricos para la exportación. Los campesinos de Souss Massa Draa, tan amenazados como el argán, luchan por sobrevivir. Si quieren saber más, lean el siguiente informe.

  • Contenido:

    1 - La lucha de los campesinos pobres de Ouzioua en Marruecos por el derecho a los bienes públicos, por Amal Lahoucine, Taroudant, noviembre de 2006.

    2 - El discurso oficial

    3 - Petición de acción

    4 - “Estoy dispuesto a luchar hasta la muerte por los bienes públicos”: Entrevista con el campesino pobre militante Hassan Id Abdallah (pueblo de Tasdermt, provincia de Taroudant, región de Souss Massa Drâa, Marruecos) por Amal Lahoucine, noviembre de 2006.

    5 - “Han destruido nuestro entorno natural – La agricultura es nuestro único oficio, nuestra identidad” – Entrevista con Aakik Driss, secretario general del Sindicato de Campesinos de Aoulouz (provincia de Taroudant).


    6 - Sentada el 14 de noviembre en Ouzioua

    7 - La lucha de los obreros y obreras de Ouled Teima

1 - La lucha de los campesinos pobres de Ouzioua en Marruecos por el derecho a los bienes públicos

Amal Lahoucine, Taroudant, noviembre de 2006.

La marcha roja del 7 de mayo de 2006 de los campesinos pobres de Ouzioua por su derecho a la electricidad, el agua potable, el agua de riego y la explotación de los recursos naturales en la zona del embalse de Mokhtar Soussi desencadenó una represión judicial. Como es habitual, el régimen marroquí procesó a los militantes de la sociedad civil de Ouzioua ante el Tribunal de Primera Instancia de Taroudant. El juicio oral del 28 de septiembre se aplazó por primera vez al 2 de noviembre de 2006 y después, por segunda vez, al 7 de diciembre de 2006.

Lo cinco  militantes procesados son:
Aakik Driss, secretario general del sindicato de los campesinos pobres.
Amal Lahoucine, presidente de la Asociación Ifghelen.
Chkib Boubker, vicepresidente de la Asociación Atlas.
Bouichou Mohamed, concejal del Ayuntamiento de Ouzioua.
Id bouichou Mohamed, campesino pobre miembro de la Asociación Atlas.

Los campesinos pobres siguen luchando. Este es el trasfondo de esa lucha.

A - Panorámica del valle del Souss

El río Souss es el corazón latente del valle situado entre el Alto Atlas y el Antiatlas al sur de Marruecos. El río mide 3960 km2. La provincia de Taroudant (Aoulouz, Ouled Berhil y Taroudant) ocupa 740 000 hectáreas. Los recursos forestales ocupan 580 000 ha y 200 000 ha de la superficie total disponible para la agricultura, de las que 100 000 ha se riegan por bombeo.

La capa freática contiene 50 000 millones de metros cúbicos, de los que 8 000 millones de metros cúbicos son aprovechables para la explotación por bombeo.

Posee una demografía muy densa de 90 personas por km2 y 60 personas por km2 en el campo (la provincia de Taroudant cuenta con 800 000 habitantes).

Los recursos que ofrece el entorno del valle del Souss dan una idea de las posibilidades de desarrollo agrícola de este río. Pero el sistema de riego por bombeo de una agricultura de cítricos basada en la exportación hacia Europa desde los años cuarenta del siglo XX y la aceleración de ese sistema hacia un sobrebombeo durante los años sesenta, provocan los desequilibrios sociales en cuanto a la explotación de los recursos naturales del valle.

El siguiente cuadro muestra la evolución del cultivo de cítricos en el valle:

Año                             1940      1950      1955      1960      1976
cítricos en hectáreas   100       2200      5300      10600    19000

Desde el año 2000, los cítricos ocupan 12 000 hectáreas solo en la región de Ouled Behgil-Aoulouz.

B - La necesidad de proteger el bosque de arganes

El argán tiene múltiples usos que suponen también muchas fuentes de ingresos:
la alimentación del ganado (bovino, caprino y camélido), la madera utilizada en la carpintería, en la cocina tradicional (hornos) y en calefacciones y el aceite, de doble uso, alimenticio y cosmético.

La fabricación del aceite la realizan las mujeres de forma totalmente manual. Ellas recolectan y prensan los frutos, tuestan y muelen las almendras y amasan la pasta en el molino de piedra.

Para fabricar un litro de aceite se necesitan al menos 16 horas, lo que refleja el nivel de explotación de la mujer campesina que solo cobra 50 dirhams.

Los bosques de argán cubren una superficie de 400 000 ha en la región de Taroudant, que representan el 56 % del conjunto nacional de estos bosques y ocupan el 74 % de la superficie forestal total de la provincia.

Taroudant produce 1830 toneladas anuales de aceite de argán, es decir, el 53 % de la producción nacional.

Los ingresos brutos que produce el argán ascienden a 1,8 mil millones de dh/año, o sea 430 dh/ha/año, que suponen más de 2,2 millones de días de trabajo.

La eclaración de los bosques de argán como “reserva de la biosfera”, la reorganización de la investigación sobre estos árboles y sus derivados y la utilización de medios modernos pueden convertir al argán en el eje central del desarrollo de Taroudant.

La destrucción de los bosques de argán en la llanura de Souss para plantar cítricos  y el sobrebombeo, por un lado, y el mal aprovechamiento de los recursos por parte de los campesinos en la montaña, por otro, provocan la degradación del desarrollo del valle.

Léanse a este respecto:
Arganier [Histoire d’une destruction]
http://sd606.sivit.org/asays/article.php3?id_article=485
L'arganeraie marocaine se meurt : problématique et bio-indication por Michel R. Tarrier  y Mohamed Benzyane http://www.secheresse.info/article.php3?id_article=228)

C - La situación de los campesinos pobres en Ouzioua

Los embalses de Aoulouz (http://www.water.gov.ma/02patrimoine/fiches-barrages/020.htm) y de Mokhtar Soussi (http://www.water.gov.ma/02patrimoine/fiches-barrages/068.htm) están situados en la región de Ouzioua, en el este de la provincia de Taroudant.

Consecuencias de la construcción de los embalses:

Los campesinos pobres viven en condiciones catastróficas, tras haber perdido sus tierras y sus recursos naturales a cambio de indemnizaciones muy bajas (tres dirhams por metro cuadrado de tierra de regadío y dos dirhams el metro cuadrado de tierra bour -regada únicamente por la lluvia- de secano).

El 50 % viven en la zona cercana al embalse, 10 aduares del municipio de Tisrass en el embalse de Aoulouz y siete aduares del municipio de Ouzioua en el embalse de Mokhtar Soussi, viven en condiciones muy difíciles.

El 15 % viven en el municipio de Aoulouz
El 35 % abandonaron la zona y se fueron a Ouled Berhil y a Taroudant.

D - Consecuencias de esta situación

La construcción de estos dos embalses tuvo consecuencias nefastas para el desarrollo de la zona en general y para la vida de los campesinos pobres en particular.

La política agrícola del estado marroquí en el valle del Souss desde los años 40 del siglo XX, que tiende a acelerar la explotación de la capa freática mediante el sobrebombeo, ha creado en algunas regiones (El Guerdain en la zona de Ouled Teima) una situación catastrófica, que se explica por la decisión del Estado de implantar más de 12 000 ha de cítricos en la región de Aoulouz y Ouled Berhil. Los estudios realizados por los especialistas del PNUD y de la FAO durante los años 70 preveían el drama que vive la región de Aoulouz hoy y el uso de los dos embalses para mejorar el riego en el valle.

La vida de los campesinos en el valle del Souss y, en particular, en la zona de los dos embalses está en proceso de degradación.

Son explotados en las granjas de cítricos tras la pérdida de sus tierras y su transformación en obreros agrícolas en condiciones jurídicas propias de la Edad Media.

Está también la doble explotación de la mujer en el trabajo (precios bajos, sexo) y dentro de su familia (trabajo sin sueldo).

La cobertura sanitaria sigue siendo baja, el 15 % se realiza en centros sanitarios, el 43 % por itinerancia, el 42 % mediante unidad móvil.

La salud de la población se degrada y, en consecuencia, se produce el aumento de la morbilidad y de la mortalidad materno-infantil.

En efecto, la prevención sigue siendo el arma más eficaz para mejorar el estado de salud de la población rural.

Día a día, los campesinos pobres pierden la tierra, el agua, el argán y su cultura amazight (berebere) se encamina hacia una marginalización absoluta.

E - El problema de la electricidad y el agua potable

A pesar de los importantes recursos naturales de la región de Ouzioua y de las ayudas de la Agencia Francesa para el Desarrollo, 35 aduares del municipio de Ouzioua no cuentan con electricidad ni agua potable. El Estado marroquí exige a tres aduares que perdieron sus tierras por la construcción del embalse de Mokhtar Soussi el pago de 4900 dirhams por casa para conectarse a la red eléctrica nacional, aún cuando sabe que el municipio rural había pagado una gran suma en cooperación con la oficina nacional de electricidad desde 2001 y que el Ministro de Obras Publicas ya había sufragado la conexión eléctrica al embalse de Mokhtar Soussi.

Los habitantes de siete aduares, que perdieron sus casas tras la construcción del pantano, carecen de electricidad y de agua potable desde 2001, y eso a pesar de la financiación del proyecto de rehabilitación de los campesinos pobres por parte del Estado, que asignó un fondo de 215 millones de céntimos a la electrificación y el suministro de agua potable.

La Agencia del Agua de Souss Massat no duda en pisotear el derecho natural de los campesinos pobres al agua de riego procedente del embalse, deteniendo el curso natural del agua, con el fin de reservar el agua para las fincas de los grandes propietarios.

En 2003 los campesinos pobres perdieron más de 200 olivos a causa del bloqueo total del agua del embalse. La Agencia del Agua de Souss Massat intervino para crear “asociaciones del agua” controladas por el alcalde del municipio y así aprobar un caudal de 100 litros por segundo, lo que multiplicará los daños en los campos de los campesinos pobres.

F - Intervención de los campesinos pobres

Para defender sus derechos, los campesinos pobres formaron asociaciones de desarrollo. Contactaron con todos los responsables locales, regionales y nacionales sin recibir ninguna respuesta positiva a sus problemas.

El 7 de mayo de 2006, la sociedad civil de Ouzioua organizaba una marcha pacífica desde el embalse hasta el ayuntamiento. El régimen marroquí, por su parte, en vez de entablar negociaciones con los representantes de las asociaciones y sancionar a los verdaderos responsables del problema, decidió llevar a cinco militantes de estas asociaciones ante el Tribunal de Primera Instancia de Taroudant.

Los campesinos pobres contactaron a los responsables nacionales de los partidos políticos de izquierda, la CDT, la UMT y la AMDH; una comisión les presentó un informe sobre los problemas de los campesinos pobres de Ouzioua. En espera de la respuesta a su petición de apoyo, tras el juicio oral de 2 de noviembre de 2006 se organizó un encuentro entre esta comisión y el Frente de Defensa de los Servicios Públicos y de los Derechos Fundamentales de Taroudant, formado por Annahj Addimocrati, PADS, PCU, PPS, AMDH, UMT y CDT que tuvo lugar en la sede de la CDT. La finalidad de este encuentro era apoyar la sentada de los campesinos pobres prevista para el 14 de noviembre de 2006 y diseñar un programa de apoyo a las luchas de los campesinos pobres de Ouzioua.
¡Apoyen la lucha de los campesinos pobres marroquíes por sus derechos a los bienes públicos: el agua, la tierra y la electricidad!

Nota
Situada en el noroeste de la región de Souss Massa Drâa, en el sur de Marruecos (cabeza de partido: Agadir) la provincia de Taroudant tiene 16 500 km2 y 800 000 habitantes que viven en 7 municipios urbanos y 82 municipios rurales.

2 - El discurso oficial

Fíjense cómo presenta la administración regional de Souss Massa Drâa la agricultura de la región:

UNA PRODUCCIÓN VITAMINADA

La agricultura es una de las actividades fundamentales de la zona. A menudo está asociada a la ganadería intensiva o extensiva nómada. Contabilizando todas las especies (camélidos, bovinos, caprinos y ovinos), la totalidad de los rebaños se estima en 2 605 400 de cabezas, sin olvidar los 4 millones de aves.

La agricultura genera un PIB de 4 mil millones de dirhams (el 12 % del PIB regional) y da trabajo a 150 000 personas (el 16 % de los empleos). La superficie agrícola útil se acerca a las 561 000 hectáreas, 190 000 de ellas de regadío.

El Souss Massa es la primera zona hortofrutícola de Marruecos, destacando el cultivo comercial de hortalizas con una producción de 685 000 toneladas que abarcan el 95 % de las exportaciones nacionales de tomates. Le sigue la producción de cítricos, que cubre cerca de 30 000 hectáreas y produce 666 000 toneladas, o sea, el 50 % de las exportaciones nacionales de naranjas.

Por su parte, los valles de Dadès y del Drâa, se dedican más bien a los cultivos alimenticios (cereales, forraje), el cultivo de árboles frutales (las 185 000 hectáreas de palmeras datileras producen 21 000 toneladas, es decir, el 63 % de la producción nacional) y los cultivos especializados como la henna, el azafrán y los rosales de perfumería.

CONVERTIRSE EN UNA DE LAS REGIONES MÁS DINAMICAS DEL MUNDO EN EL SECTOR DE LA AGRICULTURA

En el horizonte del año 2015 está convertir la región en uno de los centros agrícolas más dinámicos del mundo, empezando por conquistar un sitio en el trío de cabeza del mercado europeo. Para ello, es necesario centrarse en los cultivos en pleno desarrollo y diversificar las actividades hacia el sector secundario (industria agroalimentaria) y el terciario (agrotech). En la parte extensiva, se debe  reconducir al 50 % de los pequeños agricultores que practican una agricultura tradicional hacia franjas de crecimiento más modernas y prometedoras. Para el conjunto, hay que velar por el desarrollo sostenible y el mantenimiento de esta actividad, restableciendo un equilibrio entre el consumo de agua y las fuentes hídricas, renovables o no.

Fuente: http://www.regionsmd.com/index.php?option=com_content&task=view&id=54&Itemid=132&lang=fr

Sin comentarios ¿no?

3 - PETICIÓN DE ACCIÓN

Pedimos que expresen su solidaridad y su protesta contra los juicios de los cinco militantes. Pueden enviar una carta de protesta a los siguientes responsables:

Primer Ministro: courrier@pm.gov.ma - Fax : 212 037761010
Ministro de Justicia: courrier@mj.gov.ma  - Fax 212 037723710
Ministro del Interior: courrier@mi.gov.ma - Fax 212 037766861 212 037767404
Gobernador de Taroudant: Fax 212 028852018
Valí (Prefecto) de Agadir: Fax 212 028840249
Copia de sus mensajes a: tarwd_orgs@yahoo.fr  y  azls2006@yahoo.fr

Propuesta de mensaje:

QUEREMOS EXPRESAR NUESTRA SOLIDARIDAD CON LAS CINCO PERSONAS DE OUZIOUA QUE TENDRÁN QUE PRESENTARSE ANTE EL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA DE TAROUDANT EL 7 DE DICIEMBRE DE 2006 POR HABERSE MANIFESTADO EL 7 DE MAYO DE 2006.

PROTESTAMOS POR ESTA REPRESIÓN CONTRA LOS MILITANTES ASOCIATIVOS QUE SOLO LUCHABAN POR SU DERECHO A LA ELECTRICIDAD, EL AGUA POTABLE, EL AGUA DE RIEGO Y LA EXPLOTACIÓN DE LOS RECURSOS NATURALES EN LA ZONA DEL EMBALSE DE MOKHTAR SOUSSI.

APOYAMOS SU DEFENSA DE LA TIERRA, DEL AGUA, DEL BOSQUE DE ARGANES Y DE LA CULTURA AMAZIGH.


Hassan Id Abdallah (2º por la izda.) y Aakik Driss (4º por la izda.) en Aoulouz.


4 - “Estoy dispuesto a luchar hasta la muerte por los bienes públicos”

Entrevista con el campesino pobre militante Hassan Id Abdallah (pueblo de Tasdermt, provincia de Taroudant, región de Souss Massa Drâa, Marruecos).

Amal Lahoucine, noviembre de 2006.

Hassan Id Abdallah es un campesino pobre militante. Vive en el aduar de Tasdermt (palabra amazigh que significa puerta), situado en la entrada del valle de Ouzioua. Es uno de los fundadores de la asociación Ifghelen (que significa espacio reservado a los rebaños del pueblo) que se formó en 1997. Ifghelen es también el nombre del sitio en el que se construyó el embalse de Aoulouz. Hassan es asimismo miembro fundador del sindicato de los campesinos pobres de Aoulouz.  Hoy vive en el nuevo pueblo, Tisrass, creado tras la destrucción de Tasdermt, donde se instaló con su familia tras el desalojo a causa del embalse. En su antiguo pueblo, la familia Id Abdallah tenía una bonita casa situada al pie de una montaña dominando el valle de Ouzioua. Hoy solo quedan los recuerdos de la antigua y hermosa Tasdermt.

Esto es lo que me contó Hassan.
Nos habla primero de su casa en el antiguo Tasdermt.

Estoy dispuesto a luchar hasta la muerte por los bienes públicos de Ouzioua  pese a la enfermedad que me obliga a permanecer en el hospital de Mokhtar Soussi en Taroudant desde el pasado miércoles.

Tasdermt, mi pueblo natal, forma ahora parte del pasado, pero su recuerdo no se borra, me acuerdo de todos los detalles, como si fuera hoy. Nuestra bonita casa al pie de la montaña, en la puerta del valle de Ouzioua Tasdermt (que también significa el lugar y el papel social de un hombre en la sociedad) en la orilla del río Ouzioua, que corre sin parar durante las cuatro estaciones. Nuestra nueva casa, acabada en 1986, tiene una superficie de 360 m2, está construida en piedra y cemento, tiene dos pisos y 12 habitaciones con cocina tradicional, baño y patio, más un sitio para los animales. Los gastos de todos estos bienes, más 70 árboles frutales variados, ascienden a 7777 Euros. En el momento del desalojo forzoso, me negué a abandonar nuestra casa sin que se hiciera un informe jurídico para justificar el valor exacto de la compensación legal. Era la única casa que permanecía en pie en Tasdermt frente al buldózer que había destruido nuestro pueblo. Los campos y cosechas habían sido arrasados por ese buldózer, para destruir las pruebas del robo cometido en el momento de inventariar los bienes de los campesinos pobres. Yo había enviado cartas de protesta a los responsables locales y nacionales pidiendo una tasación pericial de nuestros bienes. Un experto de la provincia vino por fin a hacer su trabajo. Eso fue en los años de plomo, en 1988. Pero no se solucionó nada. Todo el fruto de mi trabajo en el campo en Tasdermt y del de mi hermano, obrero emigrado a Francia desde los años 60, se perdió, destruido para construir el capitalismo.

A continuación Hassan nos habla de las inundaciones en el momento de tasar las tierras de los campesinos desalojados.

Lo segundo que permanece grabado en mi memoria es cómo arrasaron las tierras cercanas al río con las inundaciones de 1987, antes de tasar nuestros campos. El río había destrozado una buena parte de los campos de los campesinos pobres, sin que hubiera ninguna ayuda por parte del régimen marroquí. Lo importante es que el mapa topográfico que se va a utilizar para tasar los campos ya estaba hecho antes de las inundaciones. La pregunta que planteaban los campesinos pobres era: “¿Para quien se tasan esas tierras perdidas por las inundaciones?” Hay que decir que había una lista de personas que tenían relaciones directas o indirectas con el régimen marroquí y que fueron beneficiarias cuando legalmente no poseían ningún bien en la zona. También hay que añadir que se expoliaron los bienes de los campesinos pobres sin darles ninguna compensación y que algunos todavía esperan la ejecución de las decisiones del Tribunal Administrativo de Agadir. Yo soy uno de los que esperan la apertura de juicios por violaciones graves de los derechos económicos.

Hassan habla a continuación de la lucha de los campesinos por conservar lo que les quedaba de tierras bours (término amazigh para designar las tierras que se riegan solo con agua de la lluvia) y la situación del nuevo pueblo.

Este tema se planteó después del desalojo al que siguió una compensación ridícula, prácticamente nada. Teníamos un bour muy importante a un kilómetro del embalse, era el único sitio que quedaba para instalarse a principios de los años 90. Volvimos a empezar de cero, había que construir una casa que ya no era como la que perdimos en el pantano, había que cavar un pozo para obtener agua para la construcción de la vivienda, agua potable y riego del huerto junto a la casa. Entonces tuvimos que enfrentarnos a los agentes de las Aguas y Bosques que venían a plantar eucaliptos, para obligar a los campesinos pobres a irse de allí. Era una verdadera pelea contra los responsables de las Aguas y Bosques, que querían limitar nuestro territorio y acabar con nuestro bosque de arganes.

Cada vez que plantaban eucaliptos, yo iba a cortarlos y a destruir los deslindes que habían trazado. Todo esto fue una lucha en solitario, no teníamos ningún tipo de organización, en un mundo de campesinos pobres desarraigados de su tierra natal, en la tortura de los años negros. Finalmente, pusimos la primera piedra de un nuevo municipio que se llamó Tisrass (palabra amazigh que significa las posiciones). Entonces se abrió una nueva página en la lucha, esta vez contra el alcalde del nuevo municipio, hijo de un comprador y agente de las autoridades coloniales. Tras mi encuentro con el camarada Amal Lahoucine en 1995, opté por la militancia: presentamos nuestro caso ante el AMDH (Asociación Marroquí de Derechos Humanos) en Taroudant, después formamos la asociación Ifghelen en 1997 y el sindicato de los campesinos en 2001.

La creación de la Asociación Ifghelen

Después de instalarnos en nuestra nueva Tasdermt y de presentar el informe de nuestro caso en la oficina de la AMDH en Taroudant, faltaban dos cosas por hacer. La primera era organizarse en una asociación de campesinos. En abril de 1997 en la casa de Lhaj Mohamed, se organizó una asamblea con un número limitado de campesinos pobres que tenían una experiencia de lucha por sus derechos. La presidió el camarada Amel Lahoucine. Habíamos luchado en el ámbito local y nacional, enviado cartas de protesta al Gobernador de Taroudant y a los Ministros del Interior y de Obras Públicas, cartas pidiendo apoyo a los partidos políticos y diputados de la provincia y finalmente habíamos presentado un recurso judicial ante el Tribunal Administrativo de Agadir.

De este modo,  el 27 de abril de 1997 se constituía una asociación campesina, por iniciativa de los militantes de la AMDH (Asociación Marroquí de Derechos Humanos) de Taroudant. Las autoridades de Aoulouz se negaron a reconocerla y a darnos el comprobante de la presentación del expediente. En la época, crear una asociación de campesinos pobres en la zona del embalse de Aoulouz era imposible. Con Hasán II, la política de los embalses era una cosa sagrada, lo que explica la imposibilidad de intervención de los partidos políticos parlamentarios en este caso. Así que iniciamos otra lucha por el derecho a organizarnos tras haber presentado la documentación de la asociación ante el fiscal de Taroudant. El resguardo de presentación que nos dio el Tribunal permitió gestionar los temas administrativos internos pero no podíamos organizar actividades públicas. Esta situación duró tres años; en marzo de 2000 las autoridades de Aoulouz nos dieron por fin el comprobante de haber presentado la documentación de la asociación.

Nuestra primera actividad pública tuvo lugar en abril de 2000: organizamos un encuentro del militante marxista marroquí Abraham Serfaty con la sociedad civil de Aoulouz con el tema “militancia es desarrollo de los campesinos pobres de Taroudant".

Durante este encuentro, el camarada Abraham señaló cuatro referentes para la militancia en el Souss. El primero era la lucha por el derecho a la tierra, contra la violación de las tierras colectivas de los campesinos pobres por parte de los grandes propietarios. El segundo era la lucha por el derecho al agua, contra la destrucción de la capa freática en el Souss por el sobrebombeo en los terrenos de los grandes propietarios. El tercero era la protección del argán, en peligro debido a la implantación de cítricos en el Souss. El cuarto era el desarrollo de la cultura y de la lengua amazigh, marginadas por el régimen marroquí. Para lograrlo, el militante Abraham proponía trabajar en dos frentes con el fin de organizarse bien. El primero era la asociación Ifghelen y el segundo debía ser el sindicato de los campesinos. Tras este encuentro, la asociación siguió luchando por el derecho de los campesinos pobres de Ouzioua a sus bienes. Lo primero era ocuparse de los expedientes presentados ante el Tribunal Administrativo de Agadir, para la ejecución de sus decisiones que se prolongó tres años; en 2004 empezaron a pagarse las indemnizaciones. A pesar de la escasez de esas indemnizaciones, todavía hay pendientes muchos expedientes. Entre ellos, el de nuestra casa, sobre el que el Tribunal no ha tomado, todavía hoy, decisión alguna. No entiendo por qué el poder marroquí habla de democracia y derechos humanos cuando no tiene el valor para solucionar los problemas de los campesinos pobres de Ouzioua.

La creación del sindicato de los campesinos

Había que acelerar la lucha, según pasaba el tiempo los problemas se multiplicaban y se hacía necesaria la creación de un sindicato campesino. Iniciamos una nueva lucha por el resto de las tierras de los campesinos de los siete douars desalojados  por el embalse. En 2001, el alcalde del municipio de Tisrass intentó ocupar 121 hectáreas de tierras de campesinos pobres falsificando documentos con ayuda de las autoridades y de las Aguas y Bosques de Taroudant. No dimos cuenta y cuando los responsables del catastro de Taroudant intentaron marcar las lindes de estas tierras, les detuvieron los campesinos pobres. Hubo una alerta general: se convocó una asamblea en la sala municipal de Aoulouz con el apoyo de militantes de la Vía Democrática de Taroudant. Al final de la reunión se había constituido el comité sindical de campesinos y su primera tarea fue organizar la lucha contra el alcalde del municipio de Tisrass. Se interpuso una demanda ante el fiscal y el jefe del catastro de Taroudant para detener el deslinde de esas tierras.

¿Por qué había decidido el alcalde del municipio ocupar esas tierras?

Es muy sencillo: el régimen marroquí estaba convencido de que, ante nuestra lucha por el resto de las tierras, ese era el único medio para movilizar a sus aliados y poder llevar a cabo el resto del programa de desalojo. La idea general que subyacía en este asunto era abrir el camino para la ocupación de esas tierras a los grandes propietarios que habían puesto sus miras sobre los extensos bosques de Ouzioua. Un antiguo cargo de la provincia de Taroudant, responsable de todas las violaciones graves derechos de los campesinos en el embalse de Aoulouz, ocupó así 20 hectáreas cerca del pantano utilizando el mismo método: falsificando documentos que puso a nombre de su hijo. Ahora ha sacado un anuncio en el que busca un comprador para esa tierra, que se encuentra al lado de la finca del alcalde del municipio de Tisrass.

El 26 de enero de 2003 el sindicato, la Asociación Ifghelen y la Asociación ATTAC de Taroudant organizaban una sentada ante la sede del ayuntamiento de Tisrass. Los campesinos pobres estaban bien organizados. En las elecciones de 2003, los campesinos pobres derrotaron al señor alcalde votando a un equipo formado por algunos miembros activos de la asociación y del sindicato. El alcalde quedó fuera de juego. Pero no por eso detuvo sus maniobras: ahora acaba de sacar otro documento falso para intentar ocupar todo el pueblo. Este hombre ha pasado sus dos años al frente del ayuntamiento falsificando documentos. Su función en la corporación municipal era llevar a buen fin la misión del régimen marroquí que pretende explotar de forma exclusiva y sin límites los recursos naturales del Souss. Para lograrlo, tras la construcción del embalse de Aoulouz y el desalojo de los campesinos pobres de 7 aduares, el régimen dividía el municipio de Ouzioua y creaba el de Tisrass, con el fin de fragmentar todavía más el municipio de Ouzioua, para abrir una nueva página de sufrimiento de los campesinos pobres de la zona del embalse de Mokhtar Soussi.

5- “Han destruido nuestro entorno natural – La agricultura es nuestro único oficio, nuestra identidad” – Entrevista con Aakik Driss, secretario general del Sindicato de Campesinos de Aoulouz (provincia de Taroudant).

Declaraciones recogidas por Amal Lahoucine, noviembre 2006

Aakik Driss es un activista de la sociedad civil de Ouzioua, en la provincia de Taroudant, región del Souss Massa Drâa, en Marruecos. Es secretario general del Sindicato de Campesinos Pobres y miembro del movimiento La Vía Democrática de Taroudant. Desde febrero de 2006 es coordinador del Comité de las Asociaciones de Desarrollo de Ouzioua que lucha por el derecho a los bienes públicos. Es uno de los cinco inculpados por la marcha roja del pasado 7 de mayo en Ouzioua, que comparecerán ante el Tribunal de Primera Instancia de Taroudant el 7 de diciembre de 2006.

Estas son sus palabras.
La lucha de los campesinos pobres de Ouzioua empezó por su derecho a los bienes públicos.

La lucha de los campesinos pobres de Ouzioua empezó hace mucho tiempo. La construcción del embalse de Moukhtar Soussi desempeñó un papel esencial en nuestra lucha. La decisión política de construir este embalse no tuvo en cuenta los bienes de los campesinos pobres. El régimen marroquí defiende siempre los intereses de los compradores y de los grandes propietarios en la llanura de Souss, quienes, tras arrancar los arganes, ocuparon las tierras colectivas de los campesinos pobres en la zona. Todo ello para implantar campos de hortalizas y cítricos, o lo que es lo mismo, para impulsar una agricultura capitalista destinada a la exportación hacia Europa. El embalse se construyó con el sudor y la sangre de los campesinos pobres de Ouzioua que perdieron sus tierras, su único medio de subsistencia, a cambio de indemnizaciones ridículas. ¡Imagínense que un metro cuadrado de tierra regada por el agua del río, que puede dar cosechas durante las cuatro estaciones, se pagó a 30 céntimos de euro! ¡Piensen que la indemnización por un olivo con más de cien años, que puede producir una media de 60 litros de aceite anuales, fue de 80 euros, cuando un litro de aceite vale hoy 5 euros! Estos son ejemplos concretos que les pueden dar una idea del drama que viven los campesinos pobres de Ouzioua.

¿En tu opinión, quién es el responsable de esta situación?

El primero evidentemente es el régimen de Hassan II que optó por explotar a los campesinos pobres, al permitir que los grandes propietarios ocuparan sus tierras, estableciendo sus propiedades en el Souss, mediante la integración de la política de embalses, que representa para nosotros un drama irremediable y amenaza la región de generación en generación. Las tierras no son lo único que se arrasa, el argán también. La planta natural característica del sur de Marruecos es la gran perjudicada por esta política. El Souss es una región casi sahariana, las lluvias no caen de forma regular, la media es de 150 mm/año, el argán es una planta que preserva el agua de la capa freática por su bajo consumo de agua (25 veces menos que los cítricos). Es una planta de biosfera, que conserva el equilibrio natural. Frente a esto, el sobrebombeo en los campos de hortalizas y la aniquilación del argán en la llanura ocasionan el descenso de la capa freática en el Souss. Esto produce un desequilibrio natural en la cuenca del Souss que pone en peligro la vida de los campesinos pobres no solo en la llanura sino también en las montañas, ya que la disminución del nivel de la capa freática supone una reducción del caudal de agua de las fuentes naturales de montaña y, en algunos casos, incluso el agotamiento de esas fuentes naturales. Los campesinos pobres en la llanura ya no pueden conseguir agua para el riego por los métodos tradicionales, porque no cuentan con ayudas financieras del Estado, que en cambio pone sumas increíbles a disposición de los grandes propietarios.

El segundo responsable de esta situación es el alcalde rural de Ouzioua, el brazo derecho de las autoridades de Taroudant. Por lo que a nosotros se refiere, él es el responsable directo de esta catástrofe que viven hoy los campesinos pobres de Ouzioua, él es quien dio un cheque en blanco para la aplicación de esta política en Ouzioua. Él es el responsable de todos los problemas de los campesinos pobres en los embalses de Aoulouz en los años 80 y de Moukhtar Soussi en los 90. Él era el presidente de la comisión que manipuló todos los documentos de las propiedades de la población en la zona de estos dos pantanos. Él es quien se hizo cargo de toda la financiación de los ingresos de la construcción de los dos embalses en el territorio del municipio y de los proyectos destinados al desarrollo de Ouzioua. Evidentemente no es el único, están también los altos cargos de la provincia y de la dirección provincial del Ministerio de Obras Públicas de Taroudant.

¿Cuáles son las demandas de los campesinos pobres hoy?

Lo primero es la revisión de las indemnizaciones por las propiedades que perdimos, tienen que compensarnos con cantidades que cubran nuestros derechos a la tierra, el agua, los recursos naturales, sobre todo la conservación del argán y el desarrollo de la cultura y la lengua amazigh. A este respecto, quiero señalar que lo que ha destruido el desalojo es nuestra propia historia: se nos ha desarraigado de nuestra tierra, en la que nuestros antepasados habían creado nuestra civilización. Aunque esta compensación no pueda reemplazar toda la perdida moral y material que hemos sufrido, lo que hace falta es una verdadera decisión política de integrarnos en el verdadero medio natural del mundo campesino. Esto solo es posible mediante la sustitución de las tierras perdidas por tierras de la misma calidad, con una financiación de nuestros proyectos agrícolas. La agricultura es el único oficio que tenemos entre manos, es nuestra identidad.

Lo segundo es que se juzgue a los responsables de esta situación, porque ni siquiera una compensación legal puede aliviar el sufrimiento soportado durante todos estos años. La sociedad civil de Ouzioua rechaza la impunidad de estos responsables que han destruido los bienes públicos de Ouzioua. El alcalde es el primero de la lista de personas que hay que juzgar. Sus cinco mandatos sucesivos durante 31 años al frente del concejo municipal están ahí para poner de manifiesto su responsabilidad en la catástrofe de los bienes públicos de Ouzioua.

¿Podrías describirnos la situación del municipio de Ouzioua?

El visitante de Ouzioua puede ver a simple vista la situación de un municipio en el que solo hay polvo natural. Una sede del ayuntamiento que data de la Edad Media, situada entre una establecimiento que lleva el nombre de “agencia postal” y una pequeña mezquita. Un rastro impreciso de asfalto que une Aoulouz con el embalse de Moukhtar Soussi, totalmente cubierto de polvo. Tiendas pequeñas a un lado y otro de la carretera. Un colegio con algunas aulas pequeñas y un núcleo escolar de cuatro clases construido hace cinco años. Una sede de la oficina agrícola que no ofrece ningún servicio a los campesinos pobres. Un pequeño cuadrado de tierra de labor reservado al matadero y al zoco (mercado). La electrificación cubre lo que llaman el centro de Ouzioua y cuatro aduares desde 1998, con ocasión de la construcción de los dos embalses con el sudor y la sangre de los campesinos pobres. El agua potable es una farsa, una asociación de desarrollo local con la ayuda de ONG japonesas, gestiona la distribución del agua potable en lo que se ha dado en llamar el centro de Ouzioua y en el pueblo del alcalde. Esto es lo que el alcalde llama en sus entrevistas “el desarrollo de la región alcanzado durante 31 años”. Por todo ello, la sociedad civil de Ouzioua pide que se juzgue al alcalde como responsable de la destrucción de los bienes públicos de Ouzioua.

Queda por decir que siete aduares que perdieron sus tierras y sus casas llevan sin electricidad ni agua potable en su nuevo hábitat desde 2001, a pesar de los 300 000 euros que se destinaron a la rehabilitación de los campesinos pobres tras su desalojo. Son bienes públicos que el alcalde dilapidó siguiendo su costumbre, él es el responsable y debe ser juzgado. Tres aduares que perdieron buena parte de sus tierras en el embalse de Moukhtar Soussi pero no perdieron sus casas, carecen de electricidad debido a la elevada suma que les exigen para enganchar sus casas a las líneas eléctricas nacionales. Y eso a pesar de que la conexión de esas líneas al embalse fue financiada por el Ministerio de Obras Publicas, líneas que pasan por encima de las tierras de los campesinos pobres del aduar de Idergan, mi pueblo natal. El aduar de Iberkenatn Arkraker es otra víctima de la política de la segregación llevada a cabo por el alcalde, que le castigó por su oposición durante las elecciones eliminándolo de la lista de aduares con electrificación desde 1998, aunque esté junto a la sede del ayuntamiento. Quedan 27 aduares marginados que se hallan en una situación crítica y se encuentran muy lejos de estar en vías de desarrollo.

6 - Sentada el 14 de noviembre en Ouzioua

La sociedad civil de Ouzioua organizó una sentada el martes 14 de noviembre de 2006 de 10 h a 12 h delante del ayuntamiento de Ouzioua. La finalidad de esta manifestación era protestar contra el procesamiento de cinco militantes de las asociaciones de campesinos pobres ante el Tribunal de Primera Instancia de Taroudant. El juicio oral,  fijado para el 28 de septiembre, se aplazó primero al 2 de noviembre de 2006 y luego al 7 de diciembre del mismo año. A estos militantes se les acusa de haber participado en la marcha roja de campesinos pobres organizada por la sociedad civil de Ouzioua el 7 de mayo de 2006, para defender sus derechos a la tierra, al agua y a la electricidad en la zona del embalse de Mokhtar Soussi.

A día de hoy, las autoridades todavía no han entablado conversaciones responsables con las asociaciones para resolver el problema de la electrificación, el agua potable, el agua de riego y las indemnizaciones por las tierras perdidas.

Esta fue la razón por la que esa mañana las siguientes asociaciones organizaron una sentada de protesta  delante del ayuntamiento de Ouzioua:

Sindicato de campesinos, Asociación Ifghelen, Asociación Atlas, Asociación Taghtate, Asociación Assoul, Asociación Moukhtar Soussi, Asociación Ibrguenaten, Asociación Tabiat, Asociación Asgoun.
Estas asociaciones cuentan con el apoyo del Frente de Defensa de los Bienes Públicos y de los Derechos Fundamentales de Taroudant, formado por: el Partido de la Vanguardia Democrática y Socialista, el Movimiento de la Vía Democrática, el Partido del Congreso de la Unión, el Partido Progresista y Socialista, la Asociación Marroquí de Derechos Humanos, la Unión Marroquí del Trabajo, la Confederación Democrática del Trabajo.


Los campesinos de Aouluz y Mokhtar Soussi reclaman el derecho a la tierra y a los recursos forestales,
así como al desarrollo de la lengua y la cultura amazigh.



7- La lucha de los obreros y obreras de Ouled Teima (Marruecos)

Según el representante de la inspección del trabajo, en la provincia de Taroudant, hay más de 750 propiedades agrícolas con una superficie que oscila entre 10 y 500 hectáreas, en las que, según la estación, trabajan entre 15 000 y 17 000 jornaleros. Todos estos obreros son campesinos que se vieron obligados a vender sus tierras tras la construcción del embalse que, en vez de proporcionarles agua y bienestar, lo que ha hecho es causar su desgracia y su ruina. El objetivo de estos embalses era exactamente ese: acelerar el paso a una agricultura capitalista intensiva destinada a la exportación de hortalizas y cítricos hacia el mercado exterior, principalmente hacia Europa.

Hay 13 centros de embalaje (la parte esencial de la producción se exporta) en los que operan entre 3500 y 4000 obreros y obreras.  El 90 % son mujeres y trabajan en unas condiciones de explotación que rozan la esclavitud:

- jornadas de 10 a 12 horas
- salario de 4 euros diarios
- sin tarjeta de trabajo (1)
- sin seguridad social
- sin ayudas familiares.
- sin vacaciones o días festivos pagados
- sin mutua sanitaria.

Las mujeres que trabajan como obreras agrícolas o agroindustriales son campesinas y mujeres de los barrios populares de Marrakech, Safi, Essaouira, Casablanca y Ourzazate.

La región de Ouled Teima está entre las primeras zonas de las tierras colectivas de campesinos pobres que explotaron los colonos en los años 40 del siglo XX. Más del 50 % de las propiedades están en manos de la nomenclatura (miembros de la realeza, ministros, diputados, compradores, altos mandos del ejército y sus mujeres e hijos).

Los obreros y obreras agrícolas luchan por:

- las libertades sindicales
- tener tarjeta de trabajo
- tener nóminas
- las vacaciones anuales
- el contrato
- la readmisión de los obreros despedidos.

En una finca llamada Laglita (“agua estancada” en árabe) perteneciente a un alto oficial jubilado, se despidió el 6 de junio de este año a cinco obreros. El comité sindical de la Federación Nacional del Sector Agrícola (UMT) pidió al Comité Social y Económico de la provincia una reunión de la Comisión Provincial (compuesta por representantes de la provincia, la delegación del trabajo, la patronal y los sindicatos). El  empresario se negó a presentarse ante esta comisión, que se reunió el 13 de junio y el 16 de julio de 2006 sin su presencia.

El 18 de julio de 2006, el empresario despidió a otros diez obreros, entre los que se encontraban los miembros del comité sindical. Entonces, los obreros iniciaron la lucha:

- Sentada junto a la carretera principal nº 10 entre Agadir y Ouled Teima a partir del 27 de julio de 2006.
- Sentada de dos horas delante de la finca.
- Huelga de hambre de 48 horas.
- Marcha solidaria de los obreros de varias empresas de Ouled Teima el 3 de agosto de 2006.
- Sentada de dos horas el 10 de agosto de 2006.
- Marcha de los obreros de distintas empresas de Ouled Teima el 17 de agosto de 2006.

Cinco obreros sindicalistas fueron procesados. El juicio oral ante el Tribunal de Primera Instancia de 13 de noviembre de 2006 se aplazó al día 17 de noviembre de 2006.

- Huelga de hambre de 24 horas el 24 de agosto de 2006.

El 17 de septiembre de 2006 el ex gobernador visita a los obreros que llevan a cabo la sentada y les increpa con palabras provocadoras y agresivas.

El 23 de septiembre de 2006 a las 6 de la mañana, las fuerzas represivas cargan contra la sentada, echan a los manifestantes y queman sus cosas.

- Huelga general el 21 de septiembre de 2006.

Para apoyar a los trabajadores despedidos, los obreros de otras empresas organizan una marcha de apoyo el 7 de octubre de 2006 desde el lugar de la sentada al centro de la propiedad y se inicia una nueva sentada permanente.

Hay cuatro obreros procesados y el juicio oral del 26 de octubre de 2006 se aplaza al 7 de diciembre de 2006.

Otros cuatro obreros son encausados el 2 de noviembre de 2006.

Algunos de los 8 obreros procesados tienen dos y tres causas judiciales abiertas.

NDLR: Ouled Teima (también llamada Houara) es una localidad situada entre Agadir y Taroudant, en la llanura del Souss, cuya población ha pasado de 1570 habitantes en 1960 a 60 000 en 1998, multiplicándose así por cuarenta, lo que es representativo de los cambios sociales generados por la intrusión del capitalismo en los campos del Souss. Los habitantes de esta ciudad son gente de campo desarraigada y obligada a trabajar en la producción agrícola para la exportación. Uno de los orgullos de la ciudad es su equipo de fútbol amateur, el Chabab Houara, campeón de 2006 del grupo Sur de la Federación Nacional de Fútbol Amateur.

Nota de la traductora:
(1) Documento que el empresario debe proporcionar obligatoriamente a los trabajadores en el que consta el nombre o razón social de la empresa, el número de afiliación a la Seguridad Social, la sede social de la empresa, los datos del trabajador así como sus condiciones de trabajo (alta en la empresa, sueldo y número de afiliación a la Seguridad Social) y el nombre de la compañía aseguradora.

La marcha roja del 7 de Mayo de 2006


Amal Lahoucine es profesor, responsable sindical de la Unión Marroquí del Trabajo, miembro de la sección de Taroudant de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos, miembro de la comisión nacional de la Vía Democrática de Taroudant y presidente de la Asociación Taroudant social y cultural. Visiten su blog:  http://amallahoucine.blogjahiz.com y el sitio web  http://associattarwdant.hautetfort.com/

Fuentes:
http://www.azlsbasta.splinder.com
http://amallahoucine.blogjahiz.com
http://associattarwdant.hautetfort.com/

En francés (Tlaxcala):
http://www.tlaxcala.es/pp.asp?reference=1637&lg=fr
http://www.tlaxcala.es/pp.asp?reference=1531&lg=fr%20
http://www.tlaxcala.es/pp.asp?reference=1637&lg=fr
http://www.tlaxcala.es/pp.asp?reference=1545&lg=fr


Rocío Anguiano es miembro de los colectivos de Rebelión y Tlaxcala, la red de traductores por la diversidad lingüística. Esta traducción se puede reproducir libremente a condición de citar al autor, al traductor y la fuente. URL de este artículo: http://www.tlaxcala.es/pp.asp?reference=1646&lg=es


MADRE ÁFRICA: 26/11/2006

 
 IMPRIMIR ESTA PÁGINA IMPRIMIR ESTA PÁGINA 

 ENVIAR ESTA PÁGINA ENVIAR ESTA PÁGINA

 
VOLVERVOLVER 

 tlaxcala@tlaxcala.es

HORA DE PARÍS  5:19