HOME TLAXCALA
la red de traductores por la diversidad lingüística
MANIFIESTO DE TLAXCALA  NOSOTR@S  LOS AMIGOS DE TLAXCALA  BUSCADOR 

AL SUR DE LA FRONTERA (América Latina y Caribe)
IMPERIO (Asuntos globales)
TIERRA DE CANAÁN (Palestina, Israel)
UMMA (Mundo árabe, Islam)
EN EL VIENTRE DE LA BALLENA (Activismo en las metrópolis imperialistas)
PAZ Y GUERRA (EEUU, UE, OTAN)
MADRE ÁFRICA (Continente africano, Océano Índico)

ZONA DE TIFONES (Asia, Pacífico)
KON K DE KALVELLIDO (Diario de un kurrante)
LIMPIAMENINGES (Cultura, comunicación)
LOS INCLASIFICABLES 
LAS CRÓNICAS TLAXCALTECAS 
LAS FICHAS DE TLAXCALA (Glosarios, léxicos, mapas)
BIBLIOTECA DE AUTORES 
GALERÍA 
LOS ARCHIVOS DE TLAXCALA 

24/10/2017
Español Français English Deutsch Português Italiano Català
عربي Svenska فارسی Ελληνικά русски TAMAZIGHT OTHER LANGUAGES
 
Informe desde las entrañas de la delegación del ALBA

Epílogo de la Cumbre de Copenhague: las pinceladas de un éxito rotundo


AUTOR:  Ron RIDENOUR

Traducido por  Atenea Acevedo


“El Nobel de la Guerra vino, habló y salió por la puerta de atrás, y así es como el capitalismo y el imperio yanqui terminará por dejar el planeta, por la puerta de atrás”.

Así habló el 18 de diciembre pasado el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, desde el podio de la sesión plenaria durante la última tarde de la Cumbre sobre Cambio Climático que se prolongó durante 12 días.

“Aunque el encuentro fue un fracaso, al menos ha incrementado la conciencia en torno a cuál es el problema que compartimos todos. Ahora inicia una nueva etapa de la lucha para salvar a la humanidad y será mediante el socialismo. Nuestro problema no se limita al cambio climático: es la pobreza, la miseria, la innecesaria mortalidad infantil, la discriminación y el racismo, todos ellos factores vinculados al capitalismo”, afirmó Chávez durante la rueda de prensa organizada por la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) en el Bella Centre inmediatamente después del discurso de Chávez en plenaria.

Evo Morales, Presidente de Bolivia, habló después de Chávez:

“Barack Obama [el único delegado que entró y salió del escenario a través de una puerta secreta] dijo qué él vino a actuar, no por más palabras. Bien, entonces actúe y en lugar de gastar dinero en guerras en contra de los pueblos de Afganistán e Iraq, en la militarización de Colombia con siete bases militares, úselo para salvar vidas, para salvar al planeta, a nuestra Madre Tierra”.

Ambos presidentes, los únicos jefes de Estado que formaron parte de la representación de ocho de nueve miembros del ALBA en la COP 15 (1), denunciaron el fracaso de forma y de fondo de la cumbre.

Chávez: “No hay documentos que se sometan a consulta entre todos los presentes. Esto es responsabilidad de la falta de voluntad política de unos cuantos países ricos, incluida la sede, Dinamarca, y liderados por el Imperio yanqui”.

Morales: “Hay una gran diferencia entre su documento [26 países ricos redactaron un supuesto Acuerdo de Copenhague (2)] y los pueblos que luchan por la humanidad y el planeta. Este grupo de amigos, con Obama a la cabeza, aceptan que las temperaturas puedan incrementarse en 2 grados hacia el año 2020. Ese incremento pondrá fin a la existencia de muchos Estados insulares y acabará con nuestras montañas nevadas. Además, Obama sólo busca reducir las emisiones de gas en 50% para 2050. Nosotros queremos y necesitamos una reducción de 90 a 100% para salvar al planeta. Después hablan de gastar migajas en acciones de mitigación y adaptación. El tercer tema, que están debatiendo ahora mismo, es cómo establecer un sistema de controles para monitorear acuerdos y qué sanciones se aplicarán si no se cumplen. Por eso pedimos un Tribunal Internacional de Justicia Climática para penalizar a quienes no cumplan con los acuerdos, para gobernar sobre la base de un equilibrio y lograr soluciones reales”.

El presidente Morales se refería a una de las cinco preguntas (a responder con un sí o un no) que propone para un referendo mundial sobre el cambio climático. Las otras cuatro son:

  1. ¿Está usted de acuerdo con restablecer la armonía con la naturaleza reconociendo los derechos de la Madre Tierra?
  2. ¿Está usted de acuerdo con cambiar este modelo de consumo excesivo y derroche que es el sistema capitalista?
  3. ¿Está usted de acuerdo con que los países desarrollados reduzcan y reabsorban sus emisiones de gases de efecto invernadero dentro de sus fronteras para que la temperatura no suba mas de 1 grado centígrado?
  4. ¿Está usted de acuerdo en transferir todo lo que se gasta en las guerras y destinar un presupuesto superior al presupuesto de defensa para el cambio climático?



Durante esta rueda de prensa y en otras ocasiones a lo largo de los tres días de su participación, Morales plantea así el problema y su solución: “Los países ricos buscan dividir al resto ofreciéndonos migajas de dinero. Es imposible preservar a la Madre Tierra con puro dinero. La comida en Europa depende casi totalmente del petróleo. ¿Qué pasa cuando no hay petróleo? Esa dependencia de los combustibles fósiles es una amenaza para la humanidad, así que tenemos que modificar las estructuras de la producción de alimentos. Se trata de un problema estructural de dos formas de vida: una es la vía del consumo excesivo y el desperdicio, la vía del lujo, el egoísmo y el individualismo, la vía del capitalismo. La otra es vivir bien: alimentos suficientes para todos y una vida en armonía con los pueblos y la Madre Tierra, con solidaridad y un espíritu de complementariedad mutua.

A la última rueda de prensa de los países del ALBA (de la que fui uno de los asesores de relaciones con medios en estas dos semanas junto con Nick Buxton) asistieron Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela. Esteban Lazo, Vicepresidente de Cuba, afirmó que el socialismo ofrece una mayor protección a la Tierra que el capitalismo.

“Antes de nuestra revolución, el capitalismo casi había agotado todos nuestros bosques. Nos hemos concentrado en la reforestación y hemos recuperado 20% de los bosques. Además, incluimos la ecología y la labor del ALBA en la formación escolar. Nuestras bases son los principios de solidaridad, derechos humanos y derechos de la naturaleza”.

Algunas anécdotas de la democracia

Nick y yo nos habíamos apresurado a anunciar la rueda de prensa citada. Tan solo 90 minutos antes nos informaron que Morales sí participaría y que había cancelado su salida de Copenhague ese día más temprano como lo indicaba su programa inicial. Escribimos el aviso en un dos por tres y circulamos 200 volantes. A la hora convenida la sala empezó a llenarse con representantes de los medios y delegados de varios países. Hasta donde sé, Bolivia fue el único país que insistió en permitir la asistencia libre a toda persona interesada en nuestras ruedas de prensa, un gesto acorde con la práctica de inclusión y transparencia de su presidente. Se había asignado un tiempo de 30 minutos; contrario a su costumbre, Morales no llegó a tiempo. Un importante delegado de Bolivia que estaba en la sesión plenaria nos informó de que Evo acababa de recibir la oportunidad de responder al documento secreto de los países ricos, cuyo contenido se había filtrado. Pasaron quince minutos y no llegaba. El teléfono volvió a sonar y nos dijeron que Chávez hablaría después de Evo, que posteriormente ambos pasarían a la sala de medios. “Vaya”, pensé, “Chávez nunca es breve”. Corríamos el riesgo de perder el tiempo de la rueda de prensa y dejar a 100 asistentes decepcionados.

 


Copenhague, 12 de diciembre de 2009. Foto de Lauren Carroll Harris

La experiencia me aconsejó aprovechar el tiempo “muerto”. Le pregunté a dos delegados de movimientos sociales indígenas si tomarían el podio para hablar de sus movimientos y del referendo de cinco puntos. Estuvieron de acuerdo y yo hice de intérprete. Dijeron que el hecho mismo de tomar el podio antes de la llegada de su presidente ilustraba el carácter democrático del nuevo Estado Plurinacional de Bolivia. Los movimientos sociales caminan de la mano del gobierno y de su presidente, reelegido hace menos de dos semanas con una mayoría de 64%.

Los presidentes Morales y Chávez entraron mientras los activistas hablaban sobre su movimiento y el referendo. Detrás de ellos venían los dirigentes de Cuba, Ecuador y Nicaragua. Los activistas y yo abandonamos tranquilamente el estrado, y los jefes de Estado y delegados ocuparon los que habían sido nuestros asientos mientras intercambiábamos miradas de asentimiento.

El séquito de ministros y embajadores de Morales ocupó su sitio. Los conocemos por sus nombres de pila: Eugenio, Pablo, Roberto, Iván, Angélica, David, René... nada de Su Excelencia, Excelentísimo, Honorable, Ministro o Embajador. Al hablar de o con sus presidentes, la mayoría del pueblo dice Evo y Chávez.

Foto: Prensa Presidencial

 

En otras ocasiones (por ejemplo, durante la Reunión de los Pueblos del ALBA que se llevó a cabo del día 17 en un estadio deportivo con la asistencia de 3.000 personas) los presidentes Morales y Chávez compartieron el micrófono con dirigentes de Cuba, Ecuador y Nicaragua, y agradecieron cálidamente a sus equipos de colaboradores y trabajadores voluntarios, y a quienes organizaron los actos políticos. Además, reconocieron la labor activista dentro y fuera del Bella Centre, y aplaudieron a los más de 100.000 manifestantes que salieron a las calles el día 12, cifra que duplica en participantes a la marcha más numerosa jamás registrada en la República Bananera de Dinamarca, y a los 1.500 activistas en detención preventiva, ninguno de los cuales había violado la ley. Apenas unos diez fueron acusados de algo. Varios cientos fueron esposados espalda contra espalada y se les obligó a permanecer sentados sobre el frío asfalto hasta cinco horas para después transportarlos en autobuses y enjaularlos en celdas improvisadas. No se les dio agua ni se les permitió usar el sanitario. Tal es el trato que ofrece un Estado policial “democrático” a posibles “terroristas” conforme a sus nuevas leyes de terror que necesitan a modo de comparsa de sus guerras imperialistas.

Además de estas manifestaciones hubo otras menos numerosas que reunieron a cientos de personas y otras que sumaron a miles en diversas zonas de la ciudad día tras día. Hubo marchas de oposición abierta y decidida al capitalismo y sus guerras. Yo participé en una manifestación frente a la Embajada Yanqui de la Muerte un día antes de que su presidente mulato recibiera el supuesto Premio Nobel de la Paz.

Evo Morales, de 50 años, proviene de la lucha del pueblo. Fue jugador amateur de fútbol, músico, cocalero y líder sindicalista antes de incursionar en política. Es un hombre que cree en el diálogo con su gente. Para muestra, un botón: cuando salía de una rueda de prensa lo abordó un grupo de jóvenes de la India llamado Indian Youth Climate Network para pedirle que escuchara una canción que habían escrito sobre Bolivia. Morales hizo una pausa para escuchar “Quisiera ser de Bolivia” al son de “Homeward Bound” de Simon y Garfunkel (transcrita aquí en traducción libre al español):        

“Todos los días se paralizan y repiten la misma vaina

Pero un país se diferencia con una nueva luz

Ahí dicen cosas cercanas a mi corazón

Tienen un plan de esperanza

Y dicen empecemos ya…

Bolivia, quisiera ser de Bolivia...

Nomás un grado más de temperatura

300 ppm en los cielos

100% de emisiones menos para el 2040

Alguien conoce el precio de la espera

De la lucha, el odio, la desidia

El futuro se yergue ante mí

Mientras la gente aquí escribe la historia

Espero y ruego porque sea

Lo que la infancia del mundo desea ver

Bolivia

Tenemos que dar los pasos más audaces

Hay mucho que hacer; arreglar este desastre

Bolivia”

 

La noche previa Morales asistió a uno de los actos paralelos organizados por diversas ONG y movimientos populares. El tema fueron los pueblos indígenas de América. Habló brevemente y dejó bastante tiempo para atender las preguntas y los comentarios de los asistentes. Todas las personas podían hablar y no hubo formalidad ni nerviosismo ante el presidente. En cierto momento Evo Morales dijo que no siempre podía echar a andar todas sus ideas, pero que ahora sería más fácil gracias a la abrumadora victoria de su partido, el MAS, después de las elecciones en las que contendieron ocho candidatos, y a que ahora el MAS domina ambas alas del Congreso.

“La política es la ciencia de servir al pueblo. Yo vivo para servir al pueblo. Participar en política es parte de la lucha por asegurar nuestra dignidad, nuestra vida tradicional. Mi deber es llevar su mensaje a los jefes de Estado que están aquí. Si me equivoco en algo, díganmelo para rectificar. Dudo que avancemos aquí. Necesitamos organizarnos y movilizarnos todavía más. No nada más los activistas de la justicia climática, sino todos: obreros, campesinos, gente de los medios, del mundo académico, todos. Ahí está la clave”.

Después de la reunión varias personas indígenas me dijeron que no se trataba de palabras huecas. “En nuestros encuentros siempre hablamos con el presidente y le hacemos saber nuestras demandas y críticas. Él nos escucha”.

Niels Boel, articulista del diario danés Information realizó una de las 24 entrevistas bilaterales que dio Evo Morales. En uno de sus textos se lee: “A medida que la policía reprimía a los manifestantes [...] el activista más grande del mundo, Evo Morales, Presidente de Bolivia, se libró de la confrontación gracias a las persecuciones de la prensa”.

En esta ocasión no acabó en la cárcel, pero el primer presidente indígena del mundo conoce bien la prisión y la tortura debido al trato que recibió de los antiguos presidentes de su país, amantes del capitalismo. En palabras de Boel:

“Para Morales, la solución solo vendrá de las organizaciones populares capaces de vencer al capitalismo”.

 

Manifestación "No cambiemos el clima, cambiemos el sistema" en Copenhague, 12 de diciembre de 2009. Foto: Klimaforum

Por eso digo que esta conferencia fue un rotundo éxito. Gracias especialmente al diálogo anticapitalista de Morales y Chávez en estos días, y a los miles de pancartas desplegadas durante la manifestación masiva que condenó el rapaz sistema económico (No cambiemos el clima, cambiemos al sistema), hace largo tiempo que el capitalismo no estaba en la agenda de tantas personas como lo está hoy. Incluso parte de los medios de comunicación masiva no pudo evitar destacar en titulares el mensaje de estos dos “chicos malos”.

Las palabras finales de Morales fueron: “He escuchado muchos debates en el seno de la ONU en los que los presidentes condenan el cambio climático, pero, cobardemente, nunca hablan de sus causas. Nosotros decimos con total claridad que la causa es el capitalismo”.

Notas:

  1. El ALBA comprende los siguientes países: Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Honduras (ausente debido al golpe ilegal contra el Presidente legítimo Manuel Zelaya), Nicaragua, San Vicente y las Granadinas y Venezuela.
  2. Este acuerdo exclusivo, rechazado por otros países, constituye un convenio político no vinculante que establece el objetivo de mantener un incremento máximo de 2ºC de temperatura para el año 2020; el compromiso voluntario de publicar el monto de las emisiones de gases de cada país desarrollado y las medidas de mitigación en países en desarrollo; financiamiento de corto plazo para países en desarrollo hasta 2012 por $30.000 millones al año que se incrementarían hasta $100.000 millones por año entre 2013 y 2020. (Tan solo Estados Unidos gasta $1.5 billones de dólares en el rescate de los bancos de los poderosos, responsables de la crisis financiera y económica mundial). Estos 26 países han propuesto una nueva Cumbre Climática dentro de un año que se celebraría en México.

    Cartoon by Michael Kountouris

    Michael Kountouris, Grecia. Cortesía de Politicalcartoons.com 

Posnota: Algún instituto calculó que la cantidad de emisiones de carbón durante este numerito que duró dos semanas supera las emisiones de algunos Estados insulares en todo un año. Un gran desperdicio a lo largo de este fallido encuentro que no fue cumbre ni se dedicó al clima fue la cantidad de papel usado por 30.000 delegados y 3.000 periodistas y personal técnico. Las cifras oficiales publicadas por la ONU ya el primer día indicaban que se había dispuesto de 8 millones de hojas de papel. No obstante, ya que se esperaba la participación de únicamente 15.000 personas, quizás la cantidad de papel usado duplicara las expectativas. Me parece que Nick y yo usamos 2.000 hojas (las distribuimos para que los medios estuvieran al tanto de nuestras ruedas de prensa).

 


Manifestantes en Newcastle, 20 de diciembre de 2009. Foto: Rising Tide


 


Fuente: COP 15 After-word: Smashing Success Sketches-Insider's Report From The ALBA Delegation

Artículo original publicado el 23 de diciembre de 2009

Sobre el autor

Ron Ridenour y Atenea Acevedo pertenecen a Tlaxcala, la red internacional de traductores por la diversidad lingüística. Atenea pertenece además a Rebelión. Esta traducción se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y la fuente.

URL de este artículo en Tlaxcala:
http://www.tlaxcala.es/pp.asp?reference=9623&lg=es


EN EL VIENTRE DE LA BALLENA: 29/12/2009

 
 IMPRIMIR ESTA PÁGINA IMPRIMIR ESTA PÁGINA 

 ENVIAR ESTA PÁGINA ENVIAR ESTA PÁGINA

 
VOLVERVOLVER 

 tlaxcala@tlaxcala.es

HORA DE PARÍS  0:16