HOME TLAXCALA
la red de traductores por la diversidad lingüística
MANIFIESTO DE TLAXCALA  NOSOTR@S  LOS AMIGOS DE TLAXCALA  BUSCADOR 

AL SUR DE LA FRONTERA (América Latina y Caribe)
IMPERIO (Asuntos globales)
TIERRA DE CANAÁN (Palestina, Israel)
UMMA (Mundo árabe, Islam)
EN EL VIENTRE DE LA BALLENA (Activismo en las metrópolis imperialistas)
PAZ Y GUERRA (EEUU, UE, OTAN)
MADRE ÁFRICA (Continente africano, Océano Índico)

ZONA DE TIFONES (Asia, Pacífico)
KON K DE KALVELLIDO (Diario de un kurrante)
LIMPIAMENINGES (Cultura, comunicación)
LOS INCLASIFICABLES 
LAS CRÓNICAS TLAXCALTECAS 
LAS FICHAS DE TLAXCALA (Glosarios, léxicos, mapas)
BIBLIOTECA DE AUTORES 
GALERÍA 
LOS ARCHIVOS DE TLAXCALA 

21/09/2017
Español Français English Deutsch Português Italiano Català
عربي Svenska فارسی Ελληνικά русски TAMAZIGHT OTHER LANGUAGES
 

Saga de la inmigración japonesa en Brasil


AUTOR:  Adelto GONÇALVES

Traducido por  Adrián Ballester Cerezo


I

Hace un siglo, más concretamente el 18 de junio de 1908, el barco Kasato Maru soltaba amarras frente al muelle 14 del puerto de Santos, después de 52 días de viaje, trayendo a bordo a 781 japoneses agrupados en 165 familias. Eran campesinos, carpinteros, pequeños comerciantes y dueños de pequeñas fábricas al borde de la quiebra que habían dejado la ciudad de Kobe el 28 de abril, dispuestos a huir de la miseria en que vivían en su país, soñando con reconstruir la vida a través del trabajo en la tierra.

Para conmemorar estos cien años de intercambio –que no se ha enmarcado dentro de los límites de respeto a los derechos humanos, tanto en un país como en el otro–, las autoridades de ambos países han programado una serie de conmemoraciones que incluye la visita a Brasil del príncipe Anurito, de la familia real japonesa, a São Paulo y Santos.

 
Moneda conmemorativa de 500 Yenes

Dentro de este espíritu de confraternización, acaba de publicarse el libro Sôbô – Uma Saga da Imigração Japonesa, de Tatsuzô Ishikawa (1905-1985), que cuenta una parte significativa de un siglo de historia que, en los últimos años, ha tenido su contrapartida con la aventura de los dekasseguis en Japón: Hoy, unos 30 millones de brasileños descendientes de japoneses, para huir de una situación difícil, optaran por trabajar en Japón en oficios que, normalmente, los japoneses ya no quieren hacer.

Viviendo en hogares y condiciones precarias, muchos consiguieron juntar unos ahorros y volver para Brasil, donde intentaran abrir un negocio, pero otros volvieron también con muchas quejas con el trato recibido. Hasta porque, a pesar de tener  el mismo aspecto físico, siempre se les consideró como extranjeros.


“Ahora nos llevamos a la familia para América del Sur”
Cartel de 1925, de una compañía japonesa de inmigración para atraer
inmigrantes japoneses para Brasil.
Museo Histórico de la Inmigración Japonesa
T.A. Queiroz, Editora Ltda.

II

La historia de Ishikawa comienza en 1930, cuando a los 24 años recibió la invitación de un amigo para inscribirse en el programa de inmigración de Brasil. Llegó   a un acuerdo con la revista para la cual trabajaba, comprometiéndose a enviar artículos sobre su viaje junto con un grupo de inmigrantes que dejaron Kobe a bordo del barco La Plata Maru. 

      

Cuando llegó al lugar de acogida de los inmigrantes en Kobe, Ishikawa se da de bruces con la miseria de su pueblo –trabajadores que habían dejado sus hogares, embaucados partieron en busca del sueño de un trabajo y mejores condiciones de vida en ultramar. Impresionado por el espectáculo triste que ve, toma la decisión de escribir una novela a raíz de su experiencia como inmigrante.

 Pero no tuvo fuerzas para plasmar en el papel lo que veía y postergó la decisión a unos años después. Permaneció en Brasil, trabajando seis meses en una fazenda en el interior de São Paulo, hasta que decidió volver a Japón y a la actividad literaria. Y, finalmente, escribió Sôbô – Uma Saga da Imigração Japonesa, que en 1935 ganó el Premio Akutagawa de Literatura Japonesa, de gran prestigio en Japón.

 El título, de difícil traducción, contiene dos ideogramas: viene de sôsei “pueblo”, pero también puede significar “color capín”, “acelerarse” o “envejecer”, acepciones que pueden estar relacionadas con la imagen de un pueblo despreciado. El mismo tiene la connotación de “inmigrante” y “pueblo subyugado o masacrado”.


Inmigrantes japoneses en su huerta de patatas
Museo histórico de la inmigración japonesa

 

III

La verdad es que pocos escritores japoneses consiguieron reproducir con tanta fidelidad el drama de las clases bajas japonesas, especialmente de los trabajadores rurales. En este contexto Ishikawa acabó con las convenciones literarias, ya que hasta entonces los demás escritores sólo se preocupaban por exaltar a la familia real, a la tradición cultural del antiguo Japón y, posteriormente, a la clase media y su grisáceo individualismo.

Ishikawa narra en forma de diario la trayectoria de los inmigrantes –dependientes de una escasa ayuda del gobierno japonés y expuestos al escarnio de los intermediarios, pues siempre hay quien se quiere beneficiar de la desgracia ajena. El relato detallado del viaje destapa la miseria, la corrupción y la discriminación que había tras los procedimientos de salubridad y de los intereses mercantiles de la época. Y crece a medida que los dramas existencialistas de los personajes aumentan, al ser obligados a convivir con otras familias o incluso con pasajeros de primera clase del barco o hasta con las costumbres occidentales.

Son muchos los dramas, desde las enfermedades que infectan las bodegas del barco –enfermedades de piel, beriberi, sarna, piojos– hasta la melancolía y la resignación que aumentan con el tedio que tienen que soportar durante casi dos meses. A continuación un extracto del relato de Ishikawa:

“Ahora, en el espíritu del os inmigrantes, comienzan a abrirse las grietas. Éstas eran raras entre ancianos y parejas: era un tipo de soledad que afectaba a los solteros. Continuamente comenzaban a surgir problemas de comportamiento moral”.

En otros momentos la ignorancia daba paso a un soplo de conciencia social:

“Si todavía estuviese en su tierra natal, seguiría siendo un trabajador rural honesto y virtuoso que no tendría conciencia de nada”.

 


Monumento a los inmigrantes japoneses en la playa de Boqueirão, Santos. Inaugurado el 18 de junio de 1998 como parte de las conmemoraciones del os 90 años de la inmigración japonesa en Brasil. Es un homenaje a los pioneros que desembarcaron del legendario Kasato Maru, en 1908.

 

IV

Tatsuzô Ishikawa nació en la provincia de Akita, región norte de Japón, y estudió Letras en la Universidad Waseda, en Tokio, lo que muestra que no pertenecía exactamente a la clase social que retrató en Sôbô. Pero no acabó la carrera, ya que prefirió dedicarse al periodismo como reportero y, después, a la literatura. En el prólogo, Sakae Ishikawa, hijo suyo y profesor doctor de la Universidad de Sophia, Toquio, recuerda que el padre siempre fue un alma movida por el sentido de la justicia social, escribiendo obras que lo convirtieron en uno de los novelistas más populares de su país, precisamente por el cariz social que impregnó en sus libros.    

Ishikawa todavía publicó Hikage no mura (Aldea a la sombra), de 1937, en la que describe una aldea anegada con la construcción de una presa. En Kinkanshorku, 1975, trata la corrupción en el poder conservador. En Kizudarake no Sanga, de 1964, escribe sobre la destrucción ambiental por el crecimiento del sistema económico. Y en Ikiteru Heitai (Os Soldados Sobreviventes), de 1945, divulgó los actos bárbaros cometidos por el ejército japonés en el continente chino durante la Segunda Guerra Mundial. Por esta obra fue condenado por las autoridades de la época.

 

SÔBÔ UMA SAGA DA IMIGRAÇÃO JAPONESA, de Tatsuzô Ishikawa. Traducción directa del japonés por Maria Fusako Tomimatsu, Monica Setuyo Okamoto e Takao Namekata. Cotia: Ateliê Editorial, 259 págs., 2008, R$ 36,00. Sitio: www.atelie.com.br  . E-mail: atelie@atelie.com.br


 

Fuente: http://www.tlaxcala.es/pp.asp?reference=5318&lg=po


Artículo original publicado el 12 de julio de 2008


Sobre el autor

Adrián Ballester Cerezo es miembro de Tlaxcala, la red de traductores por la diversidad lingüística. Esta traducción se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y mencionar al autor, al traductor, al revisor y la fuente.

URL de este artículo en Tlaxcala:
http://www.tlaxcala.es/pp.asp?reference=5814&lg=es


AL SUR DE LA FRONTERA: 04/09/2008

 
 IMPRIMIR ESTA PÁGINA IMPRIMIR ESTA PÁGINA 

 ENVIAR ESTA PÁGINA ENVIAR ESTA PÁGINA

 
VOLVERVOLVER 

 tlaxcala@tlaxcala.es

HORA DE PARÍS  1:30